Una lesión cerebral traumática a menudo da lugar a complicaciones permanentes

by Terry Bryant

Una lesión cerebral traumática (TBI) es una de las peores condiciones médicas que una persona puede experimentar, ya que a menudo da lugar a complicaciones permanentes. Los traumatismos en el cerebro pueden ocurrir en una variedad de situaciones, pero los accidentes de vehículos, las heridas de bala y las caídas provocan la gran mayoría de lesiones cerebrales traumáticas. Los accidentes de vehículos, en particular, son responsables de un gran número de lesiones cerebrales traumáticas debido a la violencia de las fuerzas físicas involucradas en el siniestro. Golpearse contra el tablero o ser sacudido en el interior de la cabina del vehículo puede provocar fácilmente contusiones, laceraciones y lesiones del tejido sensible en el interior del cráneo.

Una lesión cerebral puede presentarse en un número impredecible de formas, aunque la gravedad de la TBI determinará en gran medida la seriedad de las complicaciones. Una lesión cerebral traumática leve como una conmoción cerebral puede desaparecer después de una o dos semanas y no dejar efectos duraderos. Una lesión cerebral traumática grave puede matar a una persona al instante o ponerla en un coma profundo. Incluso las personas que se recuperan de un TBI moderado o grave generalmente tendrán consecuencias a largo plazo, incluyendo problemas en el lenguaje, el humor, el movimiento o pueden experimentar trastornos cognitivos.

El tratamiento de una lesión cerebral traumática es costoso y a menudo requiere de una terapia física y mental prolongada. Esto puede poner a alguien en una situación financiera delicada, por lo que muchas víctimas deciden hablar con un abogado sobre su accidente. Muchos de estos incidentes se pueden prevenir, y si la negligencia es causa, entonces la víctima tiene el derecho legal a recibir una compensación.

Comments are closed.