¿Por qué los Marinos Deben Contar con un Abogado de Lesiones en Alta Mar?

by Terry Bryant

Las personas que trabajan en un barco en el mar están protegidas por la Ley Jones, una ley federal que, entre otras cosas, dicta lo que una víctima puede hacer cuando sufre una lesión en alta mar. Un abogado que esté familiarizado con la Ley Jones y con los procedimientos legales marítimos es a menudo necesario para supervisar estos casos, ya que pueden presentar situaciones diferentes a las demandas estándar por indemnización laboral. Sin embargo, la víctima de un accidente también puede llegar a recibir una mayor compensación, en comparación con otras demandas de indemnización laboral.

Los reglamentos de compensación laboral de cada estado permiten a un empleado obtener una compensación, incluso si el accidente no es culpa del empleador. Esto les brinda a estos trabajadores una medida de seguridad, ya que cuentan con la protección financiera sin importar cómo ocurrió el incidente. Este nivel de seguridad no se les otorga a los marinos que presentan una demanda en virtud de la Ley Jones, porque para recibir compensación la negligencia necesita involucrar a un marinero calificado. Sin embargo, el litigio de la Ley Jones no pone límites al pago de las víctimas, por lo que los marineros calificados a menudo reciben una compensación mayor, en comparación con otras demandas de indemnización laboral. Después de una lesión en alta mar, un abogado marítimo tendrá en cuenta estos factores adicionales y se asegurará que la demanda de la víctima se maneje de la forma adecuada. Si no tiene ninguna experiencia en este campo, un abogado puede abandonar una posible compensación o dejar de buscar la información necesaria para demostrar la negligencia.

En general, si las condiciones de trabajo son poco seguras a bordo del buque, el armador o el gerente serán responsables de los accidentes que pudieran ocurrir. Esto puede incluir que el buque no cuente con la adecuada tripulación, con el mantenimiento correcto, o esté deliberadamente mal equipado para enfrentar los posibles peligros en el mar. Un abogado experimentado de lesiones en alta mar será capaz de reunir la información necesaria para demostrar esto, algo que la víctima en proceso de recuperación puede no tener el tiempo o la capacidad para manejar por su cuenta.

El litigo de la Ley Jones es enrevesada y compleja, a menudo incluye argumentos relacionados con la competencia, la asignación de trabajos y los factores atenuantes en el mar. Un abogado sin experiencia en este campo no tendrá las herramientas necesarias para representar a las víctimas en estos casos. En su lugar, toda persona que se haya lesionado por un accidente en el mar debería hablar con abogados que son calificados en casos marítimos.

 

Comments are closed.