Modos en que los Litigios de Derecho Marítimo Son Diferentes de Otras Demandas

by Terry Bryant

Generalmente, el derecho marítimo comprende litigios que son completamente diferentes de otras demandas por lesiones. En virtud de la Ley de la Marina Mercante de 1920, los marinos calificados están sujetos a una serie de beneficios y retos que convierten a este campo en altamente complejo. A diferencia de las reclamaciones de indemnización de los trabajadores, los marinos calificados no están protegidos, independientemente de cómo se haya producido la lesión. Esto puede hacer que las demandas por lesiones sean mucho más riesgosas dado que necesitará probarse la negligencia del patrón. Por esta razón, debe elegirse un abogado en lesiones personales con experiencia para representar al marinero herido.

Hay dos diferencias principales entre la mayoría de las demandas por lesiones y los litigios de derecho marítimo. Cuando se lesiona un marinero, se tendrá que probar que el propietario del buque es responsable de la lesión, al menos en parte. Generalmente, esto se lleva a cabo probando la negligencia, y sólo es aplicable en determinadas circunstancias. Hay varias situaciones en las que el propietario de un buque no puede ser considerado responsable en caso de negligencia, como en los casos de peligros imprevistos del mar, un defecto con la carga transportada, o lesiones causadas al tratar de salvar la propiedad o la vida en el mar. Sin embargo, si el buque no ha recibido el mantenimiento o no cuenta con el personal adecuado, el propietario del buque podrá ser considerado responsable en caso de negligencia.

Si bien esto significa que un marinero puede no ser protegido en caso de una lesión, los litigios de derecho marítimo no se limitan a pagos programados como ocurre en la compensación a los trabajadores. Esto significa que un marinero herido puede ser capaz de recibir una mayor compensación si se encuentra negligencia.

Para registrar un reclamo bajo la Ley Jones, un marinero tiene que haber pasado  por lo menos 30 por ciento de su tiempo trabajando en un barco que opera en el mar. Los empleadores pueden intentar aprovecharse de esto durante una demanda por lesiones, por lo que un abogado en lesiones personales primero buscará  demostrar la historia laboral del marino.

Las complejidades del sistema legal pueden rápidamente agobiar a quien haya sido lesionado durante el trabajo en el mar. Un abogado con mucha experiencia en la materia será capaz de aclarar todo lo que necesita saber y brindarle la representación que requiere.

Comments are closed.