Juegue Su Parte

by Terry Bryant

¿Qué tan seguro es el patio de juegos de su hijo?

¿Qué tan seguro es el patio de juegos de su hijo?

La hora del recreo no es sólo para los niños. Los adultos necesitan jugar su parte supervisando a los niños en el parque de juegos. Con el regreso a clases, los niños están ansiosos por probar en el área de juegos cosas nuevas que no podían hacer en el pasado año escolar cuando no eran lo suficientemente fuertes o grandes. Así, aumenta la carga de responsabilidad de los adultos encargados de la supervisión y la educación de los niños.

Todos los años, más de 200.000 niños ingresan a las salas de emergencia por haber recibido heridas en las áreas de juego. Juntos, podemos prevenir estas lesiones y brindarles a los niños una experiencia de juegos más segura.

En primer lugar, revise el equipo del área de juego para asegurarse de que todo esté en buenas condiciones. De que no haya superficies duras donde los niños puedan caerse. De que, como consecuencia de la lluvia o la nieve, no haya zonas donde puedan resbalarse.

En segundo lugar, evalúe si el equipo del área de juego es apropiado para la edad de los niños. No deje solos, en juegos altos, a los niños que recién están empezando a caminar. A lo mejor no son lo suficientemente fuertes como para agarrase de las barandillas. Asimismo, no deje que los niños de primaria utilicen los equipos de juego destinados a niños en edad preescolar. Pueden ser demasiado grandes para moverse por los túneles que han sido diseñados para niños más pequeños que ellos.

En tercer lugar, un adulto siempre necesita estar presente para estar supervisando. Ya se trate de profesores que están en el recreo o de una mamá para la hora después de clase, es importante que los niños estén supervisados, sin importar lo familiarizados que pudieran estar con los juegos. Los niños pueden no ser capaces de medir con precisión la distancia entre una barra y la siguiente, o la altura de un resbaladero hasta que están a medio camino en la escalera y deciden no seguir adelante.

En cuarto lugar, necesitan jugar respetando a los demás. Los niños deben esperar su turno para usar los juegos, con paciencia deben esperar en la cola, y luego hacerse a un lado una vez que terminaron de usar el equipo. ¿Es más fácil decirlo que hacerlo, verdad? Sin embargo, esto evita posibles lesiones causadas por apilamientos y sobrecarga de los juegos.

Todos los estados, incluyendo Texas, deben seguir las normas específicas para garantizar la seguridad de los juegos infantiles. Si un niño que usted conoce ha sido herido en un área de juegos, póngase en contacto con un abogado especializado en lesiones personales que esté certificado por la Junta para que él pueda evaluar si es posible presentar una demanda.

Comments are closed.