¿HA TOMADO GRANUFLO Y NECESITA UN ABOGADO?

La diálisis es el proceso de extraer las toxinas de la sangre, pero en algunos casos, los fármacos usados para realizar la diálisis pueden ser igual de peligrosos, y los que han sufrido problemas cardiacos como resultado de Granuflo necesitan un abogado de inmediato para cuestiones de asesoría. Los estudios realizados por el fabricante del fármaco, Fresenius, y las investigaciones iniciales realizadas por la Food and Drug Administration apuntaron a un importante aumento en el riesgo de paro cardíaco.

Se cree que las personas que hayan recibido la sustancia pueden tener un riesgo seis veces mayor de estrés cardiaco, y este riesgo adicional condujo a cerca de 1,000 muertes en 2010. Esto representa un número muy alto de incidentes, por lo que cualquier persona que haya sido objeto de diálisis en alguna de las clínicas de Fresenius debe verificar si han tomado el fármaco o no. Los pacientes que hayan tomado Granuflo necesitan un abogado especializado en retiro de fármacos del mercado y demandas por daños colectivos que les ayuden a construir un caso sólido para obtener la indemnización correspondiente. Las familias que han perdido a un ser querido debido a un paro cardíaco asociado al consumo de este fármaco deben buscar asesoría inmediatamente, ya que se están presentado demandas contra la compañía a un ritmo rápido.

Durante la diálisis, se filtran múltiples toxinas de la sangre, incluyendo la acumulación de ácido que puede causar daños en los tejidos.  El bicarbonato es usado para neutralizar el ácido en la sangre y regresar el fluido a un estado de pH más neutro. Sin embargo, uno de los ingredientes que se encuentran en el Granuflo es también convertido por el cuerpo en bicarbonato, lo cual ha causado confusión entre los médicos. Sin saberlo, los profesionales médicos han estado administrando demasiado bicarbonato a sus pacientes de diálisis, y esto puede conducir a problemas cardíacos o alcalosis. Los síntomas de la alcalosis son múltiples, por lo que una víctima que haya tomado Granuflo necesita un abogado inmediatamente para analizar a profundidad toda su información médica.

La alcalosis también pueden causar coma o desequilibrios de electrolitos, que son las dos complicaciones graves por tener demasiado bicarbonato en la sangre. La aparición de la alcalosis implica temblores, vómitos, confusión y aturdimiento, por lo que cualquier de estos síntomas debe ser investigado de inmediato. En la actualidad, Fresenius es el mayor proveedor de servicios de diálisis en los EE.UU. y supervisa a más de 100,000 pacientes. Estos pacientes ahora pueden requerir los servicios de un abogado en Granuflo.

La FDA está investigando si Fresenius cometió un acto ilícito o no al ocultar información sobre el fármaco al público. Un memorando interno distribuido en noviembre de 2011 confirma que la compañía estaba consciente de las complicaciones graves derivadas de la alcalosis causada por la sustancia. El memorando reconocía el aumento de la probabilidad de sus pacientes de sufrir alcalosis mientras tomaban el medicamento. Esta documentación no fue proporcionada a los centros de diálisis, a sus médicos o al público. La FDA solamente tuvo conocimiento de ello cuando una persona anónima les envió el memorando.

Esto significa que aquellos que han tomado Granuflo requieren de un abogado y orientación profesional para lograr una indemnización justa. En los casos de daños colectivos como estos, se requiere que la víctima presente evidencia de lesión a la corte y presentar una cantidad significativa de información durante las declaraciones e interrogatorios. Este es un arduo proceso para abordarlo por sí solo, y sin ayuda, puede ser difícil de entender y rastrear cualquier información que se requiera para satisfacer la carga de la prueba.