Después de que usted o su hijo ha recibido una mordida de un perro, usted debe:

  • Identificar el perro y a su dueño. Trate de identificar al perro sabiendo la casa o la persona a la que pertenece. Si puede, identifique al propietario y obtenga su información de contacto.
  • Reciba atención médica.

Si la mordida es grave, llame de inmediato al 911 para recibir atención médica de emergencia. Si no recibe atención inmediatamente, algunas mordidas pueden causar daños permanentes e incluso pueden ser potencialmente mortales. Un informe médico de sus lesiones también puede actuar como evidencia para su demanda.

  • Presente una denuncia de la mordida.

No importa qué tan grave sea la mordedura, debe reportarlo a la oficina de control de animales de su ciudad o condado. Esto puede ayudar a demostrar que el perro es propenso a morder, y si hubo reportes de que el perro mordió en el pasado, esto puede fortalecer su reclamo legal.

  • Llame a un abogado. Tan pronto como sea posible después del ataque, póngase en contacto con un abogado especializado en mordidas de perro en Terry Bryant. Entre más pronto llame, más pruebas se podrán obtener para apoyar su caso.

En nuestro bufete de abogados, estamos dedicados a luchar por los derechos de todas las víctimas lesionadas. Haremos todo lo posible para ayudarle a resolver la lesión recibida por la mordedura del perro.

Terry Bryant está aquí para ayudarle

En Terry Bryant, sabemos que las lesiones recibidas por la mordida de perro pueden alterar su vida, especialmente si usted ha recibido heridas que no le permiten volver a trabajar. Pero usted no debería tener que pagar por una lesión que no fue su culpa. Deje que nuestros abogados especializados en mordidas de perros en Houston lo ayuden a seguir adelante con su vida. Llámenos hoy mismo.