LAS DEMANDAS CONTRA ACTOS INVOLUCRAN A PERSONAS CON CÁNCER DE VEJIGA

Muchos pacientes, que sufren cáncer de vejiga y han tomado pioglitazona, buscan representación legal para la presentación de una demanda contra Actos. Este fue uno de los medicamentos hipoglucemiantes más utilizados por personas con diabetes tipo 2, pero ahora está llamando la atención por sus riesgos. Actos tiene muchos efectos secundarios, pero uno de los más letales es una posibilidad mayor de contraer cáncer de vejiga. Múltiples estudios han confirmado este perfil de riesgo, y la Administración de Medicamentos y Alimentos, o FDA, actualmente está estudiándolo en detalle.

Según un estudio de 10 años por parte de la FDA, los pacientes que toman pioglitazona tienen un 40% más de riesgo de contraer cáncer de vejiga. El fabricante del medicamento, Takeda, no tuvo en cuenta esto cuando comenzó a producirlo. Esto los hace responsables y, como resultado, muchas personas ya han presentado demandas contra Actos. Hay algunos otros estudios que señalan una mayor prevalencia de cáncer de vejiga, incluido un análisis francés de 1.5 millones de pacientes. Luego de la publicación de los resultados del estudio francés, el gobierno de Francia decidió suspender el uso de la pioglitazona hasta una nueva revisión. Alemania prohibió la administración del medicamento a nuevos pacientes. Para las organizaciones mundiales de la salud, los efectos secundarios de Actos son demasiado graves como para ignorarlos, pero los resultados médicos negativos del medicamento podrían seguir apareciendo. Desde enero de 2010 hasta octubre de 2012, aproximadamente 2.3 millones de pacientes recibieron recetas del medicamento. Con índices de prevalencia mayores, probablemente surgirán cientos de casos de cáncer de vejiga más debido a la negligencia de Takeda. Este riesgo es especialmente mayor para las personas que han tomado el medicamento por más de 12 meses.

Como resultado, la FDA le esta exigiendo a Takeda que incluya etiquetas que detallen su asociación con el cáncer de vejiga. Las personas que han tomado el medicamento podrían tener que presentar una demanda contra Actos para pagar los costos médicos adicionales incurridos por complicaciones causadas por el medicamento. El cáncer de vejiga no es el único problema causado por el medicamento, dado que Takeda ha admitido que la administración regular del tratamiento hipoglucemiante está asociada con elevados índices de fracturas en los brazos, manos y pies. Estos efectos secundarios de Actos no se han explicado lo suficiente al público, y esto es motivo de resarcimiento.

El cáncer de vejiga, como muchos otros tipos de cáncer, puede avanzar a etapas irreversibles y letales antes de su detección. El síntoma más común conectado con el cáncer de vejiga es la aparición de sangre en la orina. Si bien esto a veces puede ser aparente a simple vista, a menudo solo es detectable con microscopio. Los pacientes que han tomado pioglitazona por un tiempo prolongado deberían visitar a sus médicos para realizarse un análisis. Otros síntomas pueden incluir dolores durante el orinado, orinado frecuente o incapacidad de orinar cuando se necesita hacerlo. Si se confirma un diagnóstico de cáncer de vejiga, la persona afectada debería recurrir a un experto en asuntos legales para debatir sobre la presentación de una demanda contra Actos de inmediato. El abogado deberá reunir la mayor cantidad de información médica posible, y esto es más fácil si se realiza inmediatamente luego de un diagnóstico. Un aliado legal podrá ayudar a la persona afectada durante el proceso lo más pronto posible y a obtener la compensación que merezca. Estas complicaciones podrían ser insidiosas, debilitantes e incluso mortales, por lo que tarde o temprano muchas personas eligen buscar asistencia legal con buena reputación