Una Lesión Por Explosión Es Poco Frecuente, Pero Es Extremadamente Seria

by Terry Bryant

Una lesión por explosión es poco común en la industria del petróleo y el gas, pero cuando sucede, puede ser muy grave. Aunque las plataformas de perforación son mucho más seguras de lo que eran hace apenas 10 o 20 años, todavía presentan riesgos importantes cuando están en funcionamiento. Cuando un accidente masivo sacude una plataforma lejos de la costa, generalmente es consecuencia de una explosión, que es una acumulación repentina de presión en la columna de la perforación seguida por una oleada de líquido o gas que emerge a la superficie. Rápidamente, una explosión puede convertirse en una conflagración mucho más peligrosa, causando quemaduras mortales y traumatismos a todos los que estén cerca.

Normalmente, una explosión se evita con una serie de controles de seguridad que están a cargo de los equipos de vigilancia de la plataforma. Estos controles consisten normalmente en un encasamiento de hormigón y le colocación de barro de perforación para mantener el líquido que ejerce presión y el gas debajo en la columna. En la superficie, los técnicos de seguridad vigilan los niveles de presión en el área de perforación, y si alcanzan niveles peligrosos, puede ser necesario que la plataforma detenga la perforación y desvíe la presión fuera de la columna.

Cuando una plataforma no logra hacerlo a tiempo, el gas metano u otros hidrocarburos pueden disparase hacia la superficie, donde pueden prenderse fuego con una llama abierta. En la mayoría de los casos, los trabajadores cerca de una explosión y la conflagración posterior experimentarán lesiones por explosión.

Si está involucrado en un accidente, lo mejor es hablar con un abogado. Las compañías de petróleo y gas trabajan rápidamente para reducir su responsabilidad en caso de accidentes, y esto puede poner a las víctimas en situación de desventaja a la hora de presentar una demanda.

Comments are closed.