Una imagen vale más que 1.000 palabras

by Terry Bryant

 

Head-On Collision Car

 

Es imprescindible documentar un accidente automovilístico para apoyar su caso por lesiones personales. Una de las maneras más efectivas de hacerlo es con imágenes. Las siguientes imágenes pueden ser una prueba crucial para demostrar su caso por lesiones personales:

 

  • Fotos de la escena – Tome tantas fotos como pueda en el lugar del accidente antes de que los vehículos sean retirados. Asegúrese de capturar los ángulos de los vehículos y dónde quedaron después del impacto.
  • Fotos de los daños a la propiedad – También tome fotos de los daños a su vehículo y al vehículo del otro conductor, si es posible. Estas fotos podrán determinar el alcance del daño a la propiedad y el punto de impacto. Esto es útil para su demanda por daños a la propiedad y su demanda por lesiones corporales.
  • Fotos de las lesiones – Documente sus lesiones inmediatamente después del accidente y, sus cambios. A veces, los moretones pueden no aparecer hasta un par de días después del impacto. También es importante fotografiar las lesiones abiertas que puedan cicatrizar, tanto antes como después de que las lesiones hayan sanado. Este tipo de pruebas puede usarse para apoyar una demanda por desfiguración.

 

Si usted o alguien que usted conoce ha estado involucrado en un accidente de automóvil, póngase en contacto con un abogado especializado en lesiones personales que esté certificado por la junta para que pueda evaluar su posible demanda.  

Comments are closed.