Un accidente de moto acuática puede causar lesiones graves

by Terry Bryant

En la mayoría de los casos, un accidente de moto acuática ocurre porque la persona que la opera tomó una decisión de riesgo, o no fue entrenada adecuadamente para manejar la moto acuática (PWC). En un principio, las PWC son difíciles de manejar porque la gente no puede controlarla al acelerar y no puede dar marcha atrás fácilmente. De esta manera, muchos operadores de PWC se encuentran en situaciones peligrosas en las que embisten otro buque, se suben a la costa o golpean en el agua con un objeto. Sin embargo, puede haber otros factores en juego que reduzcan su responsabilidad, o la misma se puede dividir entre varias partes. Esta será información importante a tener en cuenta si usted se lesiona al conducir una moto acuática.

Un accidente de moto acuática puede dar lugar a algunas de las mismas lesiones que ocurren en los choques de automóvil. Sufrir un trauma físico severo, incluyendo lesiones traumáticas en el cerebro o la columna vertebral es, con todo el terror que provoca, algo muy común. Y si la víctima no está usando un chaleco salvavidas en el momento del naufragio, puede llegar a ahogarse.

En el 90 por ciento de los accidentes de PWC, el operador es responsable de los daños y lesiones. Sin embargo, si la PWC naufragó debido a la estela provocada por otra embarcación, el operador del buque puede compartir la responsabilidad. Esto es especialmente cierto si el otro buque viajaba a velocidades excesivas o levantan olas en un área confinada.

Independientemente de la causa, un conductor lesionado en un PWC tiene derecho a pedir una indemnización si llega a lastimarse. Como las lesiones por accidentes en un PWC pueden causar complicaciones imprevistas en el largo plazo, es importante que la víctima conozca sus opciones legales.

Comments are closed.