Sobre el brote de Listeria Blue Bell

by Terry Bryant

Blue Bell puede ser una de las principales compañías de Texas, nacida en el corazón del estado y con más de un siglo de existencia, pero un preocupante brote de listeria en las instalaciones de la lechería está amenazando su reputación, y las personas que compran sus productos. Durante semanas, la compañía comenzó a retira del mercado algunos de sus productos de helados, pero ahora el retiro se ha ampliado a todos los artículos de la marca, incluyendo yogures congelados, sorbetes y varias novedades congeladas. Lo que más atemoriza es que se desconoce el origen de la infestación, mientras la compañía insiste en que está pronta a descubrirla. Hasta entonces, sin embargo, todos los productos de Blue Bell deben evitarse o deben ser descartados, incluso si se consume sin que haya síntomas.

En abril de 2015, 10 personas han experimentado síntomas vinculados a la contaminación, incluyendo tres en Texas y cinco en Kansas. Tres de los casos en Kansas terminaron con la muerte de los pacientes, por lo que esta es una seria preocupación para los consumidores que compran regularmente productos de la compañía.

Lo que es peor, el CDC ha seguido estos casos y encontró que la contaminación puede remontarse hasta 2010, lo que sugiere la negligencia a largo plazo por la empresa, y la falta de controles de calidad. El hecho de que no se les informó a los consumidores de un posible brote es quizás aún más preocupante.

Las bacterias normalmente no son una gran amenaza para las personas sanas, cuyos sistemas inmunológicos pueden eliminar las bacterias. Sin embargo, es una grave preocupación para la gente inmunocomprometida y las mujeres embarazadas, ya que la bacteria es capaz de infectar el líquido amniótico y la placenta alimentando un bebé en desarrollo. Las mujeres embarazadas que sufren de infección de listeria son mucho más propensas a tener un parto prematuro o un aborto involuntario. Y los niños en desarrollo pueden nacer con profundas complicaciones de salud, como el retraso mental.

Blue Bell insiste en que está cerca de encontrar la causa de la contaminación, pero, en el primer lugar, la empresa nunca debería haber mantenido esto en secreto. Y debe responder por el relajamiento de los controles de calidad. Se están empezando a organizar demandas contra la compañía de helado, y se les pide a las víctimas de la contaminación por listeria a presentarse e investigar sus derechos legales. 

Comments are closed.