Razones General para la emergencia de un incendio

by Terry Bryant

 

El riesgo de incendio es constante en muchos ambientes de trabajo, y puede causar algunas de las peores heridas imaginables, dejando a las víctimas afectadas de por vida. Estos desastres son a menudo consecuencia de una explosión, que, a menudo, es causada ​​por serias fallas de seguridad del empleador u otra parte involucrada. Dado que las víctimas a menudo sufren una discapacidad a largo plazo y cicatrices deformantes, lo que a su vez puede causar un sufrimiento emocional extremo, por lo general, estas lesiones permiten que la víctima reciba un acuerdo de mayor monto.

 

Los accidentes automovilísticos, los productos con un cableado defectuoso, los equipos industriales mal mantenidos, los materiales peligrosos almacenados inadecuadamente, los tanques de propano llenados en exceso – todas son causas muy comunes de incendios, y, por lo general, todas pueden evitarse. Por ejemplo, las fábricas que trabajan con madera o productos de papel producen una gran cantidad de polvo que se desprende durante los procesos industriales. Si no se elimina rápidamente, este polvo queda suspendido en el aire y puede explotar incluso con una chispa perdida. Sin embargo, los sistemas de eliminación de polvo pueden prevenir este resultado tan desastroso.

 

Las víctimas que resultan gravemente heridas por una explosión o una llama abierta generalmente experimentan un terrible dolor, que puede llegar a ser crónico, incluso después de terminado el tratamiento. También es común, si se reciben lesiones mayores, perder la movilidad de algún miembro y las víctimas pueden tener cicatrices y marcas que serán claramente visibles. Si estas cicatrices son visibles en un área como la cara, la víctima puede reclamar una indemnización adicional por daños emocionales, además de la indemnización para cubrir los gastos médicos, los salarios perdidos, y el sufrimiento asociado con el dolor crónico y la pérdida de movilidad.

 

Dado que estas demandas típicamente involucran acuerdos de gran cuantía, suelen ser fuertemente impugnados, por lo que se pide a las víctimas que consulten inmediatamente con un abogado que pueda considerar sus opciones.

Comments are closed.