¿Por qué una familia que sufre un caso de ahogamiento necesita contratar a un abogado?

by Terry Bryant

Puede ser casi imposible para una familia recuperarse de un ahogamiento, pero un abogado puede al menos asegurarse de que la parte responsable se haga responsable de su negligencia. Durante décadas, las ordenanzas de seguridad asociadas con las piscinas estaban mal ejecutadas y mal definidas, dejando a los niños en un gran riesgo cada vez que entraban al agua. A menudo, las piscinas están superpobladas, mal mantenidas y atendidas por socorristas desatentos o inexpertos. Cualquiera de estos puede ser un factor significativo cuando se produce un accidente.

Cada piscina debe mantener en buenas condiciones sus luces, vallas, escaleras y desagüe, o harán más daño que bien. Esto es particularmente cierto de las tapas de desagüe. Hasta hace poco, algunas tapas de drenaje podían atrapar a los niños que se acercaban demasiado a ellas y los atrapaban bajo el agua, lo que provocaba un inevitable ahogamiento fatal. Un abogado verificará que el propietario de la piscina haya  instalado los desagües y las luces de seguridad, de acuerdo con las leyes de la ciudad, del estado y de la nación. Por ejemplo, ahora es ilegal instalar drenajes que pueden causar atrapamiento. Hacerlo es considerado negligente.

También debe haber equipo de seguridad ante la eventualidad de un accidente. Los ganchos de Shepard y salvavidas son sólo un par de los elementos necesarios, pero muchos propietarios de piscinas ni siquiera proporcionan estas simples piezas de equipo.

Las familias que han perdido a un ser querido de esta manera se puede quedar preguntándose por qué, y cómo es posible seguir adelante. Un abogado no puede proporcionar todas las respuestas, pero puede asegurarse de que nadie más se vea perjudicado por la imprudencia de la parte negligente. 

Comments are closed.