Los problemas con Zofran y las mujeres embarazadas

by Terry Bryant

Zofran, conocido por su nombre genérico ondansetron, es uno de los medicamentos más efectivos contra las náuseas en el mercado y ha sido aprobado para su uso desde 1991.  Hasta hace poco, también se prescribía regularmente fuera de lo autorizado, en especial a las mujeres embarazadas que sufren de náuseas matutinas.  Un estudio danés del 2013 parecía apoyar también este enfoque, afirmando que después de revisar 600,000 nacimientos daneses, no había ninguna razón para creer que ondansetron aumentaba el riesgo de defectos de nacimiento.  Sin embargo, ahora, los investigadores tienen razones para preocuparse de que este no es el caso, y que el medicamento puede causar complicaciones graves en los recién nacidos.

GlaxoSmithKline ha empujado Zofran a los médicos de todo el mundo a usarlo, persuadiéndolos a prescribir la medicación a las mujeres embarazadas para mejorar su equilibrio.  Por este comportamiento poco ético, la compañía ha tenido que pagar una sentencia de $ 3 mil millones al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Un estudio más a fondo de los mismos registros de nacimientos daneses, uno que siguió a 900.000 mujeres, encontró resultados muy diferentes al análisis inicial.  El segundo estudio concluyó que los recién nacidos expuestos a ondansetron eran dos veces más propensos a nacer con graves defectos cardíacos.  Es alarmante que se haya demostrado que ondansetron pase fácilmente a la placenta, y toda mujer embarazada que lo toma, probablemente está exponiendo a sus hijos a la medicación.

Aunque la FDA no ha pedido ninguna alerta de seguridad o retiros del mercado, es probable que cada vez más estudios lleguen a la misma conclusión.  También, es probable que GlaxoSmithKline se enfrentara a presión legal adicional en el futuro, por lo que toda familia que ha sido afectada por ondansetron podrá obtener la completa asistencia de un abogado especializado en lesiones por medicamentos.

Comments are closed.