La lesión de la columna suele ser consecuencia de un accidente de vehículo

by Terry Bryant

Pocas complicaciones médicas son tan graves como una lesión en la columna vertebral, ya que casi siempre son permanentes y van debilitando el cuerpo del afectado. Incluso, el daño de las vértebras inferiores puede quitarle a la víctima el control de la vejiga y de los intestinos, lo cual es suficiente para disminuir dramáticamente la calidad de vida de una persona. Y, por desgracia, la situación suele ser mucho peor. En los incidentes más graves, la víctima no puede ser capaz de controlar su cuerpo en absoluto, o debe permanecer en terapia intensiva.

Una lesión de la columna suele ser consecuencia de un trauma físico repentino, incluida la violencia o una caída. Casi la mitad, sin embargo, ocurre como consecuencia de un accidente de tráfico. En un choque, los ocupantes de un vehículo pueden ser lanzados por el interior del coche o ser arrojados por completo del auto. Incluso si está usando un cinturón de seguridad, la víctima puede ser atrapado por otro vehículo, una barandilla o contra el suelo si el vehículo se volcó. La gran diferencia de peso entre la víctima y el vehículo provocará lesiones en las vértebras si la persona termina presionada contra algo durante un accidente.

Las lesiones en la columna vertebral puede dejar a una persona incapaz para cuidarse a sí misma o sin poder usar sus piernas, y las víctimas a menudo ya no pueden trabajar ni sostenerse financieramente. Si la cuadriplejia esta presente, la víctima necesitará en todo momento a alguien que se haga cargo de sus necesidades básicas. En estas situaciones, los gastos médicos se acumulan rápidamente, y una víctima necesita explorar todas sus opciones legales para poder obtener algún tipo de compensación. Un abogado especializado en lesiones personales puede ofrecer asesoramiento y representación para que una víctima no tenga que presentarse sola ante los tribunales.

Comments are closed.