El asiento de coche puede evitar la muerte infantil en la carretera

by Terry Bryant

La forma más eficaz de prevenir la muerte infantil en la carretera es colocar al niño en un asiento de seguridad. Hasta el conductor más cuidadoso va a estar involucrado en algún momento en un accidente, y lo que sería un choque de autos sin mayores consecuencias para un adulto puede causar lesiones graves en un niño pequeño. Esto es especialmente cierto en los niños menores de 1 año, ya que sus huesos no se han formado completamente y aún no pueden resistir tanto la fuerza como los niños mayores y los adultos. De hecho, un niño de corta edad tiene un 70 por ciento de más probabilidades de morir en un accidente si no se lo coloca en un asiento de seguridad. Y hacerlo sólo toma unos minutos de su tiempo.

Un asiento de seguridad puede evitar la muerte infantil al alejar del niño las fuerzas presentes en un accidente. Son altamente eficaces para prevenir traumatismos en la cabeza, en el cuello y en la columna vertebral y puede proteger al niño si hay escombros y vidrios rotos. Sin embargo, tienen que colocarse correctamente en el vehículo. El asiento debe mirar hacia la parte trasera del coche y debe estar en el asiento de atrás. Las correas de los hombros no deben tocar el cuello del niño, y no se debe vestir al niño con ropa voluminosa que pueda interferir con las correas. En cambio, para mantenerlo caliente, coloque una manta sobre el niño una vez que esté sujeto en el asiento.

Con el tiempo, el niño no necesitará más su asiento, pero si un padre quiere hacer todo lo posible para llegar a ese día, siempre deberá proteger a su hijo con un asiento de seguridad que necesita estar correctamente instalado. 

Comments are closed.