¿Cuándo un marinero con una lesión producida en alta mar debe buscar ayuda legal?

by Terry Bryant

Una lesión en alta mar es la pesadilla de todo hombre de mar, lo que sería completamente tratable en tierra puede ser mortal en las aguas abiertas.  La atención médica normalmente está a horas de distancia, solamente están disponibles los primeros auxilios básicos en la embarcación.  Debido a que los marineros están en un alto riesgo, lejos de las instalaciones médicas, y debido a que no cuentan con la indemnización del trabajador que los respalde, las leyes federales imponen estrictas normas de seguridad a los propietarios y a los operadores de los buques.  Si un empleador o el propietario de un buque violan estas regulaciones, un marinero que califica bajo la Ley Jones tendrá a su disposición opciones legales de gran alcance.

En concreto, un marinero cualificado que sufre una lesión en alta mar puede demandar a su empleador por negligencia, incluso si esta negligencia es sólo un factor de menor importancia en el accidente.  Normalmente, las demandas por negligencia tienen que demostrar que la negligencia del demandado fue la principal causa de un accidente.  Al reducir lo que necesita probarse, la Ley Jones coloca una responsabilidad adicional en los empleadores y en los propietarios de los buques.  Incluso, algo tan simple como un punto ciego puede ser la razón de una demanda si un marinero se lastimó mientras caminaba a su alrededor.

Lo que crea más duda a menudo es si la víctima califica o no bajo la Ley Jones.  Para ello, un marinero tiene que haber pasado una cierta cantidad de tiempo en el mar, y un abogado marítimo puede ayudar a una víctima a demostrarlo claramente para que pueda aprovechar las significativas ventajas de la Ley Jones.

Comments are closed.