¿Cómo maneja un abogado las demandas por lesiones personales?

by Terry Bryant

 

Las demandas judiciales por lesiones personales son algunas de las herramientas más poderosas en el arsenal de la víctima, al darle la posibilidad de luchar contra una persona o institución que percibe como negligente. Una demanda puede ser por todo, desde accidentes con vehículos hasta mordidas de perro a medicamentos defectuosos, y puede proporcionarle a la víctima los recursos financieros para cubrir los gastos médicos y otros daños causados ​​por el accidente. Sin embargo, algunas demandas son muy complejas y requieren de la asistencia de un abogado. Contar con representación profesional también le permite a una víctima tener un fuerte poder de negociación durante el proceso de acuerdo.

 

Aunque las demandas por lesiones personales pueden incluir cualquier número de temas, por lo general, se procede de la misma manera. Después de un accidente, la víctima puede consultar con un abogado para determinar los fundamentos de su caso y evaluar los daños de la demanda. Un abogado comenzará a reunir las pruebas para apoyar la demanda de sus clientes, incluidas fotos, declaraciones de testigos, informes de accidentes, registros médicos, alertas de seguridad, avisos de retiro del mercado y la investigación de productos. Durante este tiempo, un abogado enviará una carta oficial de la demanda al acusado y a su abogado, que incluye el relato de la víctima de los hechos que fueron parte del accidente y el “monto” de los daños sufridos por la víctima.

 

En algunos casos, las pruebas contra el acusado son tan abrumadoras que la demanda procede a la fase de acuerdo. Sin embargo, si hay motivos razonables para disputar una demanda, el caso puede proceder a juicio, donde ambas partes discutirán sus versiones del accidente.

 

Es un proceso que puede durar meses, y puede ser agotador. Por esta razón, muchas de las víctimas consideran contratar un abogado de renombre con experiencia para manejar su demanda. 

Comments are closed.