Algo más que diversión y juegos

by Terry Bryant

Entre otras temporadas deportivas, el otoño marca el inicio de la temporada de fútbol americano. Aunque algunos dicen que los deportes competitivos son sólo diversión y juegos, sabemos, por nuestra experiencia, que, a veces, pueden ser peligrosos para los jugadores y para los espectadores por igual. A menudo, los jugadores firman exenciones de responsabilidad y los espectadores compran boletos con exenciones de responsabilidad que protegen al equipo y a las instalaciones de toda responsabilidad por lesiones personales. Se dice que estas partes asumen el riesgo de jugar el deporte y de asistir al evento. Sin embargo, hay algunas circunstancias en las que una parte puede buscar un remedio legal por las lesiones derivadas de los eventos deportivos.

 

Si usted está jugando el partido o está alentando a su equipo en las gradas, es importante seguir estos sencillos consejos para evitar posibles lesiones:

  1. Sea educado – No se burle de los jugadores rivales y de sus aficionados. Esto puede conducir a un canto de rivalidad amistosa, pero podría resultar peligroso y conducir a golpes entre los fans alcoholizados.
  2. Hablando de alcohol… Como fan, tiene que estar atento a cuando vuelen vasos cuando el equipo visitante anote un touchdown que le dé la victoria, y al individuo desequilibrado, que también se pone a gritar, y lleva un tiempo festejando el juego. Los oficiales de turno también pueden ser objeto de violencia cuando un fan no acepta que le llamen la atención.
  3. Identificar la línea de fuego – Si es un jugador, es más fácil decirlo que hacerlo pero los espectadores pueden elegir asientos donde sea más difícil que le peguen con un objeto en la cara.

Si usted o un amigo ha sufrido una lesión en un evento deportivo, póngase en contacto con un abogado certificado por el Consejo especializado en lesiones personales para que pueda evaluar la posibilidad de presentar una demanda.

Comments are closed.